top of page

Por estas razones es necesario el uso de faja postoperatoria, después de alguna cirugía.




La faja postoperatoria es una banda tejida que combina elástico y tela, la cual se extiende alrededor de un área del cuerpo para aplicar presión de forma constante y uniforme. También proporcionan un soporte adicional, lo que da más control y comodidad en el movimiento. Las fajas postoperatorias más comunes son las abdominales, aunque también existen las que se usan en zonas específicas, cómo: los brazos, las piernas o los glúteos.


Es común usarlas después de una cirugía estética cómo abdominoplastia, la liposucción abdominal, una cesárea, entre otros; pues se adapta bien al cuerpo para dar soporte extra a los músculos y piel, ayudando a ajustarlo a su nueva forma. Además, reduce la inflamación postoperatoria permitiendo una recuperación saludable. También brinda soporte adicional al paciente para moverse o sentarse, manteniendo una buena postura.


Las fajas postoperatorias son una herramienta fundamental y juegan un papel de suma importancia en el transcurso de la recuperación después de que son sometidos a un procedimiento quirúrgico, ya que este tipo de prendas de compresión se ajustarán al cuerpo para que los tejidos se adapten muy bien y cuenten con el soporte óptimo para realizar las actividades básicas.


Ventajas del uso de una faja postoperatoria:

A diferencia de las fajas de uso estético, las fajas postoperatorias ayudan en casi todas las facetas del proceso de recuperación. Algunas ventajas de utilizar este tipo de fajas son:

  • Sostiene el vendaje y apósitos colocados después de la cirugía, asegurando que las incisiones se mantengan limpias en las primeras etapas de recuperación, reduciendo así el riesgo de inflamación.

  • Ayuda con la comodidad, ya que al comprimir el área operada minimiza el movimiento de los tejidos, lo que permite al paciente estar cómodo mientras están relajados o en movimiento.

  • Reduce la formación de moretones, ya que mejora el proceso de circulación sanguínea, al mismo tiempo disminuye la retención de líquidos reduciendo el riesgo de complicaciones por la acumulación de estos.

  • La presión que mantiene sobre las heridas permite una cicatrización relativamente fácil y segura.

Es importante destacar que el uso de la faja dependerá del proceso de recuperación y de las instrucciones que el doctor indique al paciente. Por lo general, las fajas se utilizan entre la cuarta y sexta semana después del procedimiento quirúrgico.


Doctor's Home es una tienda médica que cuenta con productos para médicos, pacientes y hospitales; trabajamos con los mejores proveedores para la satisfacción total de nuestros clientes. Contamos con tres sucursales en la ciudad de Oaxaca de Juárez y una en la ciudad de Puebla.

 

Búscanos en nuestras redes:

Facebook: Doctor’s Home

Instagram: @doctors_home

O llámanos: 951 206 3615

1618 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page